Modos de preparación


Infusión o Tisana

Se prepara con las partes “más ligeras” de las plantas, como las hojas y flores. Puede prepararse con planta fresca o con planta seca, no obstante hay que tener en cuenta que ésta última al estar deshidratada a igualdad de cantidad contiene mayor concentración de los principios activos, aproximadamente tres veces más que la planta fresca por lo que se utilizará en menor cantidad.
Consiste en calentar agua y añadir la planta en el primer hervor, separándola entonces del
fuego y dejándola reposar unos cinco o diez minutos
.

Decocción
Para realizarla se hierve la planta a fuego lento.
Se emplea para la preparación
de las partes no aromáticas y duras de las plantas, como raíces, cortezas y
semillas. El tiempo oscilará entre los 5 y los 20 minutos. Las decocciones son
remedios más potentes que las infusiones.
Maceración
Consiste en dejar reposar la planta en cuestión en un líquido en el cual
quedarán disueltos los principios activos de la misma.

Puede realizarse en alcohol, como por ejemplo el alcohol de romero que se
utilizará para dar friegas para aliviar dolores musculares y favorecer la
circulación sanguínea. A estos preparados también se les llama tinturas.

También pueden utilizarse en forma de bebidas realizando una maceración en
orujos, brandy, etc.
En aceite, como por ejemplo el hipérico con el que se pueden preparar pomadas
para tratar las quemaduras de la piel; en agua que se tomará por vía oral como
las infusiones.
Es un sistema práctico para la extracción de los principios activos
sensibles al calor. Como principal inconveniente presenta el tiempo que se
necesita para su preparación ( entre ciertas horas a días)
.
Destilación
Se utiliza el alambique, un aparato con el que se obtienen los
principios activos contenidos en las hojas, flores o cualquier otra parte de la
planta. Con el vapor que se produce en el recipiente principal donde se
encuentra el material vegetal y el disolvente, separados por un tamiz o filtro se
arrastran las sustancias que contienen las plantas. Posteriormente, a través de un serpentín de refrigeración los vapores se condensan convirtiéndose en
líquidos y la diferente densidad del disolvente y las esencias facilita la
separación del producto final.
Aplicaciones Externas
Algunas hierbas se aplican sobre la piel ( vía tópica) y las heridas para que sus
principios activos penetren en los tejidos estimulándolos.
Compresas y
Cataplasmas
Consisten en aplicar la planta
previamente tratada mediante molienda, cocción, etc.) envuelta en un
paño directamente sobre una zona del cuerpo.
También se aplica la
compresa de tela impregnada en la infusión o decocción de las
plantas sobre la parte afectada bien caliente.
Ungüentos
Elaborados a partir de una sustancia oleaginosa que
sirva de vehículo de los compuestos medicinales.
La extracción de los
mismos puede ser en frío (maceración en aceite) o en caliente ( se
ponen a hervir las hierbas con las propiedades determinadas en aceite
o vaselina neutra, la mezcla se filtra y ya fría se guarda en un frasco
hermético)
.
Baños
Los baños son procesos curativos que ejercen una acción
profunda en los órganos, generalmente activan la circulación
sanguínea, eliminan toxinas de la piel y riñones, etc.
Vahos
Se pone una cantidad de hierba con un poco de agua y tras
dos minutos de ebullición se retira. Este tratamiento se realiza con la
cabeza completamente tapada con una toalla.
Los vapores actúan a
nivel externo, a través de la piel, y también interno, mediante la vía
respiratoria.